Alejandra Chávez NOTICIAS

Miles de migrantes llegan a México con el objetivo de buscar un documento que les permita el tránsito y poder llegar a la frontera con Estados Unidos.
Debido al exceso de migrantes pidiendo el paso en la frontera de México, el trámite para su ingreso regulado podría tardar meses, pero el cansancio y desesperación hace que muchos avancen caminando y transbordando.
Aquellos que logran un salvoconducto acceden a comprar un boleto de pasaje para llegar al norte del país, sin embargo las empresas establecidas se niegan a otorgar el servicio debido a la falta de claridad del salvoconducto otorgado.
William Estrada trabaja en una empresa de autobuses con destinos a Tijuana y Chihuahua, detalló que al principio otorgaban el servicio a migrantes con el salvoconducto, sin embargo la empresa los canceló debido a la falta de claridad el documento otorgando pues aunque maneja una temporalidad y la posibilidad de viajar, no señala los límites de su tránsito en México.
Existen algunas empresas que aún ofertan el servicio, teniendo el previo conocimiento que los bajarán en la salida de Tuxtla, en los puestos de revisión que instaló el Instituto Nacional de Migración (INM), lo que causa el malestar e indignación de la población migrante.
Claudia es una migrante cubana que viaja junto a su esposo y que salió de su país por problemas políticos, su objetivo era llegar a los Estados Unidos, debido a la falta de garantías para acceder al vecino país y las pocas opciones de tránsito han decidido tramitar la Forma Migratoria Múltiple para acceder al asilo por razones humanitarias a nuestro país y así poder trabajar y establecerse.
En lo que va del 2023 la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados en Chiapas atendió a más de 60 mil 400 personas lo que representa poco más del 60 por ciento de la atención a nivel Nacional.

PIE DE FOTO:
Empresas establecidas se niegan a otorgar el servicio debido a la falta de claridad del salvoconducto otorgado.
Foto: Alejandra Chávez