Luis Vallejo NOTICIAS

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) pidió fortalecer la comunidad educativa en beneficio de los niños, adolescentes y jóvenes del país ante el próximo inicio del ciclo escolar 2023-2024.
Los Obispos de México, reconocieron el esfuerzo de los padres de familia, educadores, directivos, estudiantes y a la sociedad en general y sostienen que la educación es un acto de amor, de esperanza y, sobre todo, el camino para vencer la cultura del individualismo.
Asimismo, la CEM señaló que son muchos los desafíos que hay actualmente en la educación; situaciones como el abandono escolar, la dificultad para regularizar los ciclos y los aprendizajes, el cuidado de las condiciones socio-emocionales, principalmente pero no exclusivamente de los estudiantes; el impulso a la cultura de la paz y a la calidad educativa, además del correcto uso de las nuevas tecnologías
En ese sentido, indicaron que toda la sociedad es corresponsable en el servicio educativo; y que el momento presente demanda tejer alianzas, acuerdos, pactos, y conformar verdaderamente las comunidades educativas desde dentro, en la realidad de cada territorio, a través del diálogo constructivo y el encuentro educativo fraterno.
Asimismo, enfatizaron que los primeros responsables de la educación son los padres de familia; pues ellos tienen la enorme responsabilidad de acompañar a sus hijos en los aspectos más esenciales: el respeto, el perdón, la colaboración, el compartir, la gratitud, la capacidad de diálogo, vivir en la limpieza, en orden y el desarrollo de hábitos; pues todos estos aspectos posibilitan la educación escolar y la labor de los maestros.
Cabe recordar que el arzobispo de Tuxtla Gutiérrez, monseñor Fabio Martínez Castilla dijo que considera que en la vida no hay mejor vocación, no hay mejor servicio, no hay mejor misión que educar, e invitó a los maestros a que redescubran eso que le da valor a lo que hacen; y agregó que la educación es un servicio extraordinario y que es uno de los servicios fundamentales para ayudar a desarrollar a las personas y a las comunidades.
Para finalizar, los obispos del país agradecieron a los maestros y les expresamos su cercanía, empatía y aliento ante los grandes retos en este próximo ciclo escolar, en el cual confían pondrán toda su entrega y capacidad.

Foto: Luis Vallejo

Pie: Los obispos de México indican que la sociedad es corresponsable en el servicio educativo.