Karla Gómez NOTICIAS

En el marco del Festival Petit para la Primera Infancia, organizado por la Secretaría de Cultura a través del Consejo Estatal para las Culturas y las Artes (Coneculta), la maestra Eva Janovitz presentó la conferencia «La importancia del acercamiento a las artes desde edad temprana».

Durante su charla en línea, transmitida en la fanpage del Coneculta, la especialista Janovitz enfatizó la relevancia de los primeros seis años de vida en el desarrollo humano y la necesidad de proporcionar atención y oportunidades adecuadas a las niñas y niños durante esta etapa crucial.

“La primera infancia abarca los primeros seis años de vida y, yo les quisiera decir que ha cambiado mucho la mirada de estos primeros seis años después de que se iniciaron las grandes investigaciones científicas en neurociencias, y hoy siguen interesados en saber qué pasa con ellos en este pequeño lapso”, afirmó la conferencista.

Asimismo, destacó que el desarrollo y crecimiento de los niños durante estos primeros años son excepcionalmente rápidos y llenos de oportunidades de aprendizaje. Según Janovitz, los niños, incluso antes de cumplir un año, ya tienen una postura moral en la vida y pueden distinguir entre el bien y el mal sin necesidad de una experiencia social previa.

“Los niños tienen todos sus sentidos abiertos a la posibilidad de aprender y, a través de ellos, van incorporando un montón de aprendizajes que les permitirán conocer el mundo en el que viven”, explicó.

De igual forma, subrayó la importancia del vínculo afectivo en los primeros seis años de vida, ya que este proporciona al niño la certeza de ser bienvenido y de contar con adultos dispuestos a acompañarlo de diversas maneras.

“Hablar de la primera infancia sin hablar del papel del adulto es una gran contradicción”, afirmó. A pesar de que los niños tienen una capacidad de aprendizaje muy alta, existe una dependencia real en los adultos para ofrecerles las oportunidades necesarias para un crecimiento sano.

Durante la conferencia destacó que el acceso a la cultura es esencial para el desarrollo sano de los niños, ya que, argumentó que los sentidos de los niños están al cien por ciento durante esta etapa, por lo que es el momento ideal para ofrecerles experiencias diversas que puedan transformar sus vidas.

“Es una edad abierta a los nuevos descubrimientos, y casi siempre les ofrecemos nuevos retos. Los niños reconocen y aplican la experiencia, aunque su tiempo de asimilación es distinto al de los adultos”, explicó.

Así también, resaltó la importancia de proporcionar a los niños experiencias ricas y variadas en artes y cultura desde una edad temprana. Estas experiencias no solo nutren su desarrollo cognitivo y emocional, sino que también los preparan para enfrentar el mundo con una comprensión más profunda y una mayor creatividad.

El Festival Petit para la Primera Infancia es un recordatorio de la responsabilidad que tenemos como sociedad de nutrir y apoyar a los más pequeños, asegurando que tengan las herramientas y oportunidades necesarias para florecer plenamente.

Foto: Karla Gómez

Pie de foto: Festival Petit, un encuentro con la infancia.