Es complicado sostener a tantas personas, porque se les tiene otorgar tres veces al día alimentos a familias y a personas solas sin la ayuda del gobierno mexicano

Sergio García CORRESPONSAL / NOTICIAS

Tapachula.- Organismos empresariales, el albergue Todo Por Ellos en la Frontera Sur, informaron que es complicado sostener a tantas personas en medio de la crisis migratoria, porque se les tiene otorgar tres veces al día alimentos a familias y a personas solas sin la ayuda del gobierno mexicano.
Lorenza Reyes, directora del albergue Todo Por ellos, ubicado en el epicentro de la migración en Tapachula, consideró que al día gasta más de mil pesos en la compra de alimentos para las personas en movilidad que están varados o van de paso.
“Este albergue vive de la ayuda de las personas de buen corazón mexicanas, vienen aquí mire esto trajimos para el albergue aquí se les da hasta ropa, zapatos, tengo un amigo que no puedo decir su nombre que me apoya con la renta del albergue, se gasta más de mil pesos porque son demasiadas gentes, a mi a veces me estresa, pero dios cierra una puerta y abre otra, la fe es la última que se pierde con todo este montón de gente”.
Sobre la baja de solicitudes de asilo en México, la directora del albergue, enfatizó que la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), no aplica la ley por igual a los migrantes.
Porque los que pagan les otorgan su proceso rápido, pero los que no tardan meses, ya que no les dan ni la cita, para hacer su entrevista grabada para su resolución positiva, pero deberían hacer las cosas como marca la ley que en 30 días deberían resolver a todos.
El presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos (CANACO) en Tapachula, Jorge Zúñiga Rodríguez, consideró que el costo diario para sostener un migrante rescatado por el gobierno sería alrededor de 400 pesos de acuerdo a un estudio realizado en el 2016, antes de las oleadas migrantes, pero a la fecha esta cantidad se pudo haber triplicado a mil 200 pesos diarios.
“Es básicamente el costo de hospedaje, aunque sea en una base migratoria tiene un costo que absorber los alimentos, el tema de la salud, el transporte y este tipo de cosas y en el caso de los municipios el tema de los servicios tiene un costo”.
En este albergue se encuentra la migrante Duberly Andreina Santana, originaria de Venezuela, quien tuvo que huir de su país por la discriminación de su familia y las pandillas al pertenecer al grupo de LGBTTI, por lo que ha llegado a Tapachula, donde se siente segura y espera tener una nueva con su familia.
“Yo, sufrí discriminación en la calle, la gente me apunta, me ven como si fuera una persona no sé, como si estuviera haciendo algo malo eso es como normal, lo que, si he tenido respeto porque hay niños pues, pero más adelante van entender no sea por mí, sino por otras personas, para el tiempo que tengo que no es el mes me siento protegida y segura”.
Edwin, migrante de Honduras, quien se encuentra en el interior del albergue Todo Por Ellos, consideró que sus gastos diarios son en temas del transporte, baños, porque la comida se la otorga en el refugio.
“Por lo menos unos 200 a 250 pesos comida, pasaje, hay gente que no tiene accesibilidad a un baño, por el transporte aquí hay bastante inflación, gracias a dios que tenemos ese apoyo con la señora que nos brinda la mano y nos regala los tiempos de comida.”.

PIE DE FOTO:
Organismos empresariales y el albergue Todo Por Ellos, informaron que es complicado sostener a tantas personas en medio de la crisis migratoria.
Foto: Sergio García